Opinion

Atlético

90 minutos no aptos para cardíacos, son los que le quedan al Atlético de Madrid para proclamarse campeón por undécima vez en Liga. 

Muchos se preguntarán en días como el de ayer: ¿Papá, por qué somos del Atleti?. La respuesta es muy sencilla, el Atlético de Madrid es como la vida misma, por muy mal que esté, por muchos palos que le den, siempre se levanta, porque nunca deja de creer. Esto se resume a una imagen, algo que quedará marcado en la historia del club.

90 minutos

Ante las adversidades el equipo se reinventa.

Un Atlético de Madrid que lleva desde noviembre líder de La Liga y que en diciembre ya le daban como campeón, metiendo presión desde la prensa, jornada tras jornada, hablando de robos, de conspiraciones, con momentos complicados por Covid, lesiones, viendo como los rivales recortaban puntos. Pero aún así, el equipo ha dado la cara, ha seguido a lo suyo, ‘partido a partido’.

Ya lo dijo Simeone en el mensaje de navidad: “La adversidad tiene el don de despertar talentos que en la comodidad, hubieran permanecido dormidos”. El Atlético cuando peor está, es cuando ‘más coraje y corazón’ le echa para sacar momentos complicados, aunque a veces, nos quite años de vida como los últimos 15 minutos de ayer ante el Osasuna.

Muchos le aplauden, otros le pitan, pero lo cierto es que desde que el técnico argentino llegó a las filas del Atlético de Madrid, ha llevado al equipo a lo más alto, donde merecía estar.

Atlético

Simeone en estado puro | Getty Images

Años atrás era impensable haber llegado a dos finales de Champions y mucho menos clasificarse (9 veces seguidas de las 17 en toda la historia), ganar una Liga (2013/14) después de 18 años de sequía y estar a 90 minutos de conseguir otra, una Copa del Rey (2013) en casa del eterno rival, dos Europa League (2012 y 2018), una Supercopa de España (2014) y dos Supercopas de Europa (2012 y 2018).

Aún así, esto no ha terminado aún, quedan 90 minutos de infarto en un campo difícil, como es el Estadio José Zorrilla, con un Valladolid jugándose la permanencia. Nadie dijo que fuera fácil. Pero, si se cree y se trabaja, se puede.

Resumen del partido Atlético de Madrid 2-1 Osasuna

¡Aúpa Atleti!

LaLiga

El partidazo de Koke con la Selección vuelve a avivar el debate sobre la posición ideal del capitán.

En el fútbol hay jugadores versátiles y jugadores inamovibles. Jugadores que pueden desempeñarse -a buen nivel- en varias posiciones y otros que, alejados de su rol y función específicos, pierden su esencia y, en consecuencia, su rendimiento. De un tiempo a esta parte, el centrocampista del Atlético viene mostrándose, fruto de su polivalencia y adaptabilidad, como uno de los primeros; condiciones que, fuera de toda duda, lo hacen un futbolista, si cabe, todavía más valioso para Simeone.

El pasado jueves, como viene siendo habitual desde que Luis Enrique optase por volver a contar con sus servicios, tras una etapa de ostracismo comenzada desde el Mundial de Rusia, pudimos asistir a una nueva Masterclass del ahora también capitán, con permiso de Ramos, de la ‘Roja’. Resguardado por Rodri y actuando de interior -aunque más cercano al pivote que Canales- en un 1-4-3-3 totalmente ofensivo; el madrileño volvió a dejar una demostración de lo que es un ‘arquitecto’: llevando la manija del juego, marcando los tiempos del partido y actuando con libertad cerquita del área rival.

Koke asume galones con la Selección

Y es que en su retorno a la Selección tuvo mucha, o la mayor parte de culpa, el paso adelante del ‘Cholo’ a principio de temporada: aquellos meses donde pudimos disfrutar de un Atlético renovado, que salía con la idea clara de presionar arriba la salida del rival, en bloque alto y con las líneas adelantadas como nunca antes habíamos presenciado en los últimos años (sí desde la vuelta del parón). Conforme avanzaba el tiempo, empero, parece que el frenesí inicial se vio sustituido por una idea híbrida capaz de combinar planteamientos agresivos con otros de carácter más conservador; haciendo bueno, asimismo, el famoso tópico de disputar “varios partidos dentro del mismo”.

Atleti: gol de Koke frente al Cádiz

Koke, Llorente, Lodi y Correa celebran el gol anotado al Cádiz. / Atleticodemadrid.com

Porque el asombroso arranque de curso por parte de los rojiblancos, el cual permitió terminar la primera vuelta a ritmo de los 100 puntos, se explica, en buena medida, por ese nuevo aire en la pizarra del ‘Cholo’ que benefició a tantos futbolistas: Suárez, João, Llorente, Carrasco… jugadores, todos ellos, peligrosos más cerca de la portería contraria. Una revitalización justificada y explicada, en rueda de prensa, con el argumento del fichaje de Suárez, aunque sin llegar a hablar de evolución. Pues la incorporación del uruguayo, a estas alturas para pocos trotes por edad y físico, obligaba a jugar muy cerca del área para dotarlo de balones en zonas peligrosas, en lugar de apostar por un repliegue donde el ‘9’ viviese a treinta metros de la meta contraria y su única función consistiese en bajar balones (correr al espacio, como que no). Ahí, sigue siendo infalible.

Entendimiento con Herrera

Unos meses donde, de igual forma, pudimos disfrutar al máximo de una de las mejores versiones -sino la mejor- de Koke en los últimos años. Con el cambio al 1-3-5-2 (o 1-5-3-2, dependiendo del contexto) el centrocampista empezó a rendir a un nivel sublime ocupando el puesto de interior, aportando toda su creatividad al juego atacante del equipo. En un principio Saúl y posteriormente Herrera, con quien demostró una química altísima, interpretando la misma partitura y entendiéndose de manera fabulosa; eran los encargados de posicionarse por delante de la defensa, como ‘pivotes’ y últimos hombres del centro del campo.

De hecho, los encuentros donde el Metropolitano pudo presenciar el mejor juego ofensivo desplegado por los rojiblancos, contaban con la presencia del mexicano, acusado de lento pero aportando, en primer lugar, clarividencia y sentido del juego. Unidos a una salida limpia de balón, rapidez de pensamiento (no tanto, en ocasiones, de ejecución) y verticalidad en la distribución  -lo que le llevó a cometer algún que otro error en fase de inicio- pero con más ventajas que riesgos.

AS: El momento de Herrera

Mientras, el colectivo se beneficiaba de un Koke, siempre inteligentísimo, más participativo en los metros finales de la jugada, liberado para llevar la manija del ataque y erigiéndose en el metrónomo del equipo. Sin la obligación de recorrer tantos metros en fase defensiva y sin participar en ‘guerras’ que no le tocaba librar. Haciendo las veces de playmaker, como dirían los aficionados a la NBA. Enlazando las líneas y organizando, gracias a su toque y visión de juego. Desde ahí, Koke mejoraba todas las jugadas de ataque que pasaban por sus botas e incluso conectaba con un João -beneficiado de su posición- más involucrado en todas las facetas del juego.

Koke: vídeo de su vacilada a De Jong en pleno partido

Atletico Madrid’s Spanish midfielder Koke (L) challenges Barcelona’s Dutch midfielder Frenkie De Jong during the Spanish League football match between Club Atletico de Madrid and FC Barcelona.  (Photo by GABRIEL BOUYS/AFP via Getty Images)

Pero a las ausencias reiteradas de Herrera, entre lesión muscular y lesión muscular, se sumó la irrupción y subsiguiente confirmación de Thomas Lemar, quien pronto se hizo dueño de la posición de interior izquierdo al tiempo que el madrileño bajaba un escalón para ocupar el rol de pivote organizador. El caso es que en la base también ha rendido a las mil maravillas: aportando una salida clara y limpia de pelota, ritmo a la circulación de balón y soluciones, desde el ofrecimiento y la asociación, a todos sus compañeros.

Pero ello, claro está, implica renunciar a esa versión espectacular mostrada en el tramo inicial así como en cada convocatoria con Luis Enrique. Prescindir de su capacidad para organizar los ataques, con presencia en metros finales y zonas peligrosas de tres cuartos, donde puede aportar esa visión, imaginación y último pase. Cualidades resumidas en la magistral asistencia del jueves, frente a Grecia, a Morata. Un pase de gol al alcance de muy pocos peloteros en este mundillo.

VIDEO: Morata y sus nuevas declaraciones que gustan al Atlético

Una vez recuperado Herrera para la causa, el debate está servido. El buen rendimiento de Lemar parece indicar, al menos por el momento, que habremos de esperar para ver a Koke en esa demarcación. No obstante, el canterano y capitán general del líder seguirá, como de costumbre, rindiendo de manera sobresaliente; sea cual sea la posición ideada por su entrenador.

Por @antonturan

Un Atlético con hasta cinco bajas importantes defiende liderato frente al Celta más ‘chachista’.

Una vez más, el pupas se sabe más pupas que nunca. Primero llegó la vergonzante sanción a Kieran Trippier, por unos hechos totalmente ajenos tanto al rendimiento deportivo como a la institución que representa el Atlético de Madrid, ocurridos en un país diferente al que debe cumplir el castigo e impuesta a instancia de la Federación Inglesa. Esto, claro, con cumplimiento en la española. Sanción que, curiosamente, cuenta con fecha de caducidad justo antes de la vuelta de la Selección Inglesa. Pero exactamente después del enfrentamiento del Atlético (club español) contra el Chelsea (club inglés) por la Copa de Campeones. Un poco rocambolesco, ¿verdad? Ni con Barrio Sésamo podría quedar más claro.

Pero la sanción de Kieran Trippier, pieza fundamental para Simeone y principal socio del bueno de Marcos Llorente, no sería el único escollo en el camino del actual líder de la Liga Santander. Porque el club rojiblanco -obviando las ya remotas bajas de los uruguayos, a tenor de aquel asado con la Selección charrúa-, uno de los más salpicados por la pandemia desde la vuelta a la competición una vez superado el confinamiento, se encontraba el pasado 30 de enero con dos nuevos positivos en plantilla: dos piezas clave como Mario Hermoso y Yannick Carrasco.

Atleti: Carrasco y Hermoso

Hermoso y Carrasco / Atleticodemadrid.com

Así, el ‘Cholo’ se veía en la obligación de hacer frente a un trabajado y siempre complicado Cádiz sin dos titularísimos -tres, contando la (vergonzosa y arbitraria) baja de Trippier-, en un duelo que el club del Metropolitano superó no exento de dificultades, en una actuación realmente notable del veterano Álvaro Negredo. El doblete del pichichi Luis Suárez, quien en breves estrenará cántico dedicado por el Frente Atlético, con un golazo descomunal de falta y otro penalti sublime, se sumó a los goles de Saúl -con asistencia de un Lemar que continúa in crescendo– y Koke para mandar el partido al congelador cuando cada centro lateral del Cádiz provocaba sudores fríos en la bancada visitante. 

Una victoria de campeón, de equipo trabajado, que tras la derrota un día antes del vecino permitió a los de Simeone aumentar la ventaja sobre los blancos, colocándose con diez de ventaja. Esto, recordemos, con un partido menos. Para este encuentro, dadas las bajas conocidas, el preparador argentino tiró de improvisación para armar un once con Llorente ocupando la plaza de carrilero diestro y Saúl el izquierdo. Entró Torreira por delante de la defensa, aunque en el descanso fue sustituido por Vrsaljko para que este ocupase el carril de Llorente y el madrileño regresase a su posición como interior derecho. Lo mismo con Lemar, sustituido por Lodi para devolver a Saúl al interior izquierdo.

Sea como fuere, el líder logró sacar adelante un partido que por momentos, a raíz del segundo gol de Negredo, parecía complicarse. Sobre todo con el cabezazo de Saponjić, que hizo contener la respiración a más de uno. Para ello tuvo especial importancia Angelito Correa, que saltó en sustitución de un João más bien ausente para mostrar esa gambeta canchera y asistir al capitán en el 2 – 4, para sellar un triunfo primordial. Correa, una vez más, sigue poniendo de relieve que está aquí para ser importante, haciendo buena la confianza de Simeone. 

Atleti: gol de Koke frente al Cádiz

Koke, Llorente, Lodi y Correa celebran el gol anotado frente al Cádiz. / Atleticodemadrid.com

Igual de fundamental será el encuentro contra el Celta, para encarar de forma óptima la cuesta de febrero. Empero y como decíamos, las dificultades se suman para el cuadro del Cholo, pues a los positivos de Hermoso y Carrasco se sumaba, el pasado martes, el de João Félix. Otra pieza esencial para el engranaje del equipo. El técnico ya no sólo pierde la contundencia defensiva y excelsa salida de balón de Hermoso. Tampoco la chispa, verticalidad y desgaste defensivo como carrilero de Yannick Carrasco. Sin la calidad del luso, las opciones en la zona ofensiva se reducen, pese a que muchos -entre los que me incluyo- estuviesen adivinando en la mente de Simeone a Correa como acompañante de Suárez.

Correa lanza un guiño a Messi… ¡a través de Suárez!

En frente, un Celta mejorado tras la llegada de Coudet, pero que viene de sumar tres derrotas y dos empates en los últimos cinco partidos, frenando la racha ganadora iniciada desde el cambio de técnico. Un bajón que ha coincidido con la baja por lesión de Iago Aspas, el jugador más determinante del conjunto vigués y uno de los mejores de la Liga, autor de 9 goles y 6 asistencias. El de Moaña regresó contra el Granada y ahora desafía al Atlético. El cuadro vigués, acostumbrado a un 4-4-2 en rombo, gusta de tener el control del juego y acaparar la posesión, proponiendo un fútbol vistoso, alegre y atrevido. 

Ante ello, muchos pensábamos en el “momento Dembélé”. El delantero francés, a préstamo por el Olympique de Lyon con una opción de compra de 35 millones de euros, todavía no ha podido debutar con la casaca colchonera. Con un banquillo con Vitolo como única arma ofensiva -que lleva nueve partidos seguidos sin disputar un sólo minuto en Liga-, parecía más que probable el debut del francés. Pero el Covid siempre llama tres veces, y en la mañana de hoy conocíamos que Moussa también ha dado positivo. El virus se ceba con el Atlético, y esperemos que no se cobre más jugadores. 

El Atlético vive un déjà vu con la delantera en febrero

Simeone y Vivas, de nuevo, deberán realizar un croquis que permita solventar tantas y tan importantes ausencias. Con la duda de Carrasco y Hermoso, cuya presencia contra el combinado vigués no se encuentra del todo descartada, el duelo se antoja crucial para dar otro pasito más en aras de afianzarse en ese primer puesto de la tabla clasificatoria, con la referencia del pistolero Lucho que acumula ya 14 goles en 16 partidos como rojiblanco. Esto, claro, con la certeza de que el Atlético, como de costumbre, tendrá que sobreponerse a las circunstancias. Remar contra viento y marea. 

El Atlético de Simeone da un golpe sobre la mesa y doblega, tras diez años de “maldición”, al FC Barcelona.

Desde el primer minuto quedó patente que no se trataba de un partido cualquiera. Desde septiembre de 2010, el conjunto rojiblanco había sido incapaz de obtener la victoria frente al Barça. Algunos hablaban de maldición, mal de ojo… pero ahí llegó Simeone para zanjar el tema. 

Ambos equipos llegaban a la cita con dos partidos menos de competición; los de Simeone terceros, con 17 puntos y a tres del líder, la Real, y los de Koeman octavos, con 11. 

Además, el técnico argentino no podía contar, como consecuencia del polémico parón de selecciones, con Suárez y Torreira, por Covid, ni con Herrera, por lesión muscular. En la enfermería del Barça, Ansu Fati y Busquets. 

Vea aquí el videoresumen del partido

El partido comenzó abierto, vertiginoso, con una ocasión de Griezmann a los pocos minutos, previa jugada por banda de Dembélé, que se marchaba por encima de los palos de Oblak. Ambos equipos esperaban en bloque medio, organizados y tapando bien los espacios y pasillos interiores.

Buen partido del Atleti

En esto, claro, sobresalían los de Simeone, que en pocos toques lograban darle velocidad a las jugadas de ataque, con un buen Marcos Llorente atacando el espacio que en el 11′ estrellaba un trallazo en el travesaño, después de un jugadón coral y asistencia final de Correa. 

Simeone había preparado el choque con la idea de cerrar los espacios y salir en tromba y con velocidad en las transiciones. Su plan de juego pasaba por tapar a Dembélé, al cual había identificado como el principal peligro de los de Koeman. El francés, abierto en banda en todo momento, no consiguió, más allá de esa jugada que terminaba en remate de Griezmann, explotar la banda derecha, con alguna acción de descaro y velocidad pero sin materializarse. 

Para esto, el Cholo llevó a la práctica lo ensayado en Pamplona y Cádiz: en realidad, el teórico 4-4-2 era en la práctica un 3-5-2, con Trippier de carrilero diestro y Carrasco de carrilero zurdo, pendiente en todo momento de Dembélé, al que consiguió atar en corto con la colaboración de un gran Hermoso, actuando de central zurdo en la línea de tres.

Porque sí, señores. Quién iba a decir hace un año que Yannick Carrasco regresaría con este sacrificio, esfuerzo y derroche en aras del equipo. Actuando como carrilero zurdo, defendió su banda, concentrado y pendiente en todo momento de los movimientos de Ousmane, y encima llevó peligro en todas las jugadas de ataque, con su particular velocidad, desborde, elegancia en conducción y verticalidad. Además, volviendo de lesión. Descomunal lo de Yannick. 

Volviendo al hilo del partido, poco después de reventar el travesaño, llegaría otra ocasión para los del Cholo: en una internada -cómo no- de Carrasco, el belga cedía el balón atrás para que Saúl, llegando desde segunda línea, realizase un certero chut que Ter Stegen salvaba en la misma escuadra. 

Atleti 1 - 0 Barça: Queda inaugurado el estado de ilusión en el Metropolitano. Por Antón Lueiro. 7

Los del Cholo estaban bien plantados, esperando en bloque medio, cerrando espacios y controlando en aspectos generales a un eléctrico Dembélé, el mejor de los culés. Saúl, de vuelta en el doble pivote, aportaba fortaleza y llegada, mientras Koke -que ayer daba otro recital-, organización y criterio en la distribución. Además, cuando atacaban lo hacían con dinamismo y velocidad, con protagonismo en esa primera parte para Carrasco, por izquierda, y Llorente, por derecha. 

Un Llorente que, pese a que el juego se movía por la banda contraria, tenía totalmente controlado su carril. Nadie lograba pararlo en carrera, sabía cuándo girarse y refrigerar la jugada y tenía a Pedri en el bolsillo, gracias a su concentración y exhuberancia física. 

João, al no contar el equipo con la presencia de un 9 referencia, ofrecía una solución en la salida de balón, recibiendo pases largos de espaldas a la portería y logrando bajar, en varias ocasiones, los buenos balones que enviaba un acertado Hermoso. Correa ofrecía una movilidad continua y soluciones en la asociación y el avance en ataque. 

El Barça se encontraría con su segunda ocasión tras un pase al hueco extraordinario de Alba para Messi, que intentaba sorprender pero remataba abajo, fácil para Oblak. Cuando el ritmo del partido menguaba, llegaría el premio para el incansable y siempre peligroso Carrasco. 

Hermoso, tras fintar a Griezmann con un fenomenal amago que el francés se comía con patatas, enviaba un pase largo que, tras tocar Piqué, le quedaba a Correa en el centro del campo y con la defensa culé descolocada. El argentino, acto seguido, veía la galopada al espacio y en solitario de Yannick y enviaba un gran pase al espacio al que Ter Stegen salía, tratando de llegar. 

Pero fue una salida en falso, porque el que llegaba antes, como no podía ser de otra forma, era Yannick, que con un espectacular control orientado de espuela y a la vez caño, dejaba atrás al portero y, con confianza y a placer, enviaba el esférico al fondo de las mallas. Gol para ver mil veces. Una acción al alcance de muy pocos en el planeta fútbol. Yannick gritaba el gol, se deslizaba por el césped y la euforia se desataba en el banco y entre los jugadores rojiblancos. Llegaba el descanso con 1-0. 

Atleti 1 - 0 Barça: Queda inaugurado el estado de ilusión en el Metropolitano. Por Antón Lueiro. 8

Gol Yannick Carrasco | Atleti 1 – 0 Barcelona

En la segunda parte, el Atleti afianzó su dominio y, si en la primera se había sentido más cómodo a través de la organización en bloque y las transiciones ofensivas con velocidad, en la segunda lo hizo por medio del balón. Esa evolución en el estilo es más que evidente. En esa segunda mitad, el Atlético ejerció el control del partido a través de la posesión y la figura de Koke como conector de todo el equipo y director de juego. Otra masterclass del capitán. 

Los de Simeone salían a la segunda mitad con una marcha más, con un verdadero espíritu de equipo. Los jugadores iban con todo a cada disputa, el equipo ganaba los balones divididos y la dinámica era la del gol de Carrasco. El transcurrir del partido le iba dando la razón al Cholo, con esa defensa de tres, con Hermoso de falso lateral zurdo y Carrasco hundido como carrilero. 

Un Atleti envalentonado y un Barça aturdido, falto de profundidad y con una clara desconexión y falta de química en los de arriba. No hay más que ver los balones perdidos de Messi. Los de Koeman, encima, veían cómo Piqué tenía que salir sustituido por lo que, finalmente, quedaría en un esguince de rodilla. En su lugar entraba Dest. Sergi Roberto -que también acabaría lesionado- pasaba al centro del campo y De Jong al centro de la defensa. 

Sin embargo y no precisamente por juego, el Barça se encontraría con una ocasión de Lenglet en un córner, que remataba sólo a las manos de Oblak, a tenor de un fallo de marcaje por parte de los locales. A parte de esa, otro cabezazo de Griezmann, sin excesivo peligro y también fácil para Oblak. 

El Atlético, gracias a la movilidad y conexión con los dos de arriba, Correa y João, llegaba con peligro a las inmediaciones de Ter Stegen, controlando el encuentro pero sin acabar de materializar en ocasiones claras de gol. Sí tendría otra Carrasco, que tras una bicicleta se iba como quería hacia dentro y chutaba desviado. Cabe mencionar que la lesión de Piqué viene por una falta peligrosísima no pitada sobre Correa, que por esa razón cae sobre la pierna del central catalán. 

De hecho, la actitud del colegiado Munuera Montero dejó mucho que desear, queriendo tener el protagonismo en todo momento. En el primer tiempo le saca amarilla a Carrasco por un agarrón que precisamente le había hecho Sergi Roberto unos minutos antes, sin amonestación. También se come una amarilla a Messi por una entrada al talón de Trippier -a principios de la temporada pasada era roja directa-. 

Al final del segundo tiempo, se inventa una falta en la frontal -mucho menos clara que el posible penalti sobre João Félix, del que observamos menos tomas de las que nos gustaría-  y, en una actitud chulesca, saca dos amarillas por protestar a Giménez y Savić. Messi, de todas formas, la lanza desviada. 

La entrada de Coutinho y Trincão no ayudó a implantar profundidad y peligro. El partido siguió su cauce con dominio atlético hasta los últimos diez minutos, donde el Barça trató de implementar un mayor ritmo y los de Simeone echaron la línea defensiva más atrás, pero sin llegar a sufrir realmente. En este contexto, dio entrada a Diego Costa, que estiró al equipo, a Kondogbia y Felipe, para apuntalar y ganar en juego aéreo, y a Lemar por João. 

Atleti 1 - 0 Barça: Queda inaugurado el estado de ilusión en el Metropolitano. Por Antón Lueiro. 9

Tras un trabajo descomunal, el encuentro terminaba con victoria importantísima, que demuestra que este equipo va muy en serio y se puede soñar. Con un Carrasco man of the match y partidazo de Koke o Hermoso, que viene creciendo a pasos agigantados y ganando galones dentro del equipo, sobre todo en esa evolución hacia el 3-5-2, lo cierto es que los de Simeone realizaron un gran partido de manera coral, con todos enchufadísimos y rayando a buen nivel. 

VÍDEO: el inolvidable golazo de Diego Ribas al Barça.

Así, sobre su primera victoria en Liga frente al Barcelona, Simeone comentaba: “No les habíamos ganado en los últimos años, siempre estuvimos muy cerca de poder hacerlo, sobre todo la temporada pasada, cuando perdimos 0-1 en casa y empatamos 2-2 en su campo; es una consecuencia buscada, siempre hay una oportunidad y hoy la aprovechamos desde el inicio manejando muy bien el partido”.

“Lo que más me ha gustado es el trabajo que sigue haciendo el grupo. Cada propuesta que le proponemos al equipo la ejecuta y eso genera más opciones de ganar”, decía el técnico argentino. Además, con solo dos goles encajados en ocho partidos, el Atlético es de los más sólidos de la Liga. 

En plena racha, con una evolución en el juego y un equipo que disfruta y va a muerte con las ideas del entrenador, con todos enchufados y en una dinámica ganadora, el Cholo y sus pupilos dan un golpe sobre la mesa. Se puede soñar. Sin embargo, ahora sólo hay una cosa en mente. El Atleti – Lokomotiv.

Comienza oficialmente el estado de ilusión. La ilusión del partido a partido

El Atlético recibe al Barça en un duelo de altos vuelos con el objetivo de refrendar la buena racha

El 19 de septiembre de 2010, el Atlético de Quique Sánchez Flores se imponía al Barcelona de Guardiola por dos goles a uno. Los tantos tenían la firma de Simão y Forlán. Quién iba a suponer que, desde esa fecha hasta hoy, el conjunto rojiblanco sería incapaz de volver a celebrar una victoria en el campeonato doméstico contra los culés.

Resulta muy llamativo que en una de las etapas más exitosas de la historia del club, protagonizada por Diego Pablo Simeone, el argentino todavía no haya sido capaz de doblegar al club catalán. Eso sí, a nadie se le escapa que el inapelable e histórico cabezazo de Diego Godín valió por cien. “Denme ese empate y quítenme los triunfos que sean”, dirían muchos colchoneros.

Porque más allá de supersticiones, mitos y demás historias, no hay nadie con más ganas que el propio Diego Pablo de sacarse, al fin, esa espinita clavada. De desquitarse rompiendo la maldición. Y qué mejor momento para hacerlo que esta jornada, a la que ambos equipos llegan con dos partidos menos de competición, con los de Simeone terceros con 17 puntos (a tres del líder, la Real) y los de Koeman octavos, con 11 puntos (a seis de su rival).

Atleti

AS: El histórico recorte del Atlético en los pronósticos de sus duelos ligueros ante el FC Barcelona

Una vez más, “el pupas” llega a esta cita más pupas que nunca, pues el polémico y criticado parón de selecciones se cobra la presencia de Luis Suárez y Torreira, por Covid, y la de Héctor Herrera por lesión. Hasta Savić y Oblak, por sendas molestias, tuvieron en vilo a la afición. Finalmente, tanto el montenegrino como el esloveno llegarán a la trascendental cita sin problemas.

Sin duda un golpe bajo para Suárez, autor de 5 goles en 6 partidos, que tenía más ganas que nadie de cumplir la famosa ley del ex y anotar frente a su ex equipo y amigo del alma, Lionel Messi. El Atlético, nada contento con los protocolos y funcionamiento de la Selección Uruguaya, parece que puede (y debe) tomar cartas en el asunto, a tenor de la fiesta campera celebrada antes de los positivos.

También son bajas importantes su compañero charrúa de selección y el mexicano Herrera, que se había convertido en una pieza clave en los esquemas de Simeone, erigiéndose en fundamental para ese cambio de estilo (o evolución) del que todo el mundo habla, aportando al juego del equipo una salida limpia de balón y una gran clarividencia y criterio.

Pero, ¿en qué se basa ese “nuevo estilo”? Sin duda es un estilo donde predomina el dominio del balón, la velocidad y el dinamismo en todas las acciones de ataque, con la defensa muy adelantada y el equipo orientado siempre hacia portería rival, realizando una presión alta y unas posesiones rápidas y vertiginosas que buscan conectar rápido con los de arriba y, sobre todo, encontrar a João con libertad en tres cuartos de campo.

Doblete de Joao con el Atleti

También cabe destacar esa nueva mentalidad de ir desde el minuto 0 a por el partido, de meter un gol y, lejos de achicarse o echar el freno, seguir empujando y dominando, aumentando incluso el ritmo de juego y de ataque. Esas ganas de dominar el partido de principio a fin.

Si antes hablábamos de cómo el equipo busca y encuentra a João, este merece un aparte. Tras una temporada de adaptación, el joven talento portugués está haciendo las delicias de los atléticos, ofreciendo recitales de fútbol jornada tras jornada. Además, parece haber encontrado esa regularidad que tanto se le había pedido a un chaval que recién acaba de cumplir los veintiún años de edad y suma ya 7 goles y 2 asistencias en diez partidos esta temporada. Calidad técnica, velocidad, clase, desequilibrio y visión de juego. Puro talento.

VIDEO: Joao Félix está desatadísimo y le ‘quita’ el gol a Cristiano

Sin duda, existe una retroalimentación entre el juego del portugués y esa evolución en la idea de juego de Simeone, auspiciada por la aparición de Suárez, que fija y arrastra los centrales liberando ese espacio a explotar por el portugués. Cada vez con más galones y convertido en el líder de este Atlético, João tiene una gran oportunidad frente al FC Barcelona para demostrar todo su talento y potencial.

Siguiendo con el repaso de nombres propios, no podía faltar el cerebro y director de orquesta de este Atlético, Jorge Resurrección Merodio. El centrocampista español llega tras haber sentado cátedra con la Selección, con el país rendido a sus pies y en un estado de forma realmente espectacular, llevando la manija del juego rojiblanco.

Koke

Koke y Herrera | Liga Santander

Asimismo, si antes hablábamos de la presencia de Oblak y Savić, dos piezas absolutamente fundamentales, también regresan para este partido los lesionados Yannick Carrasco, Vitolo y Diego Costa. Con la titularidad del hispanobrasileño en el aire, parece que sólo el belga será de la partida, en un once formado por Oblak; Trippier, Savić, Giménez, Hermoso; Saúl, Koke, Llorente, Carrasco; João y Correa.

Cabe recordar que el belga ya realizó una actuación estelar en el último empate en el Nou Camp, provocando dos penaltis y siendo el hombre del partido. Su velocidad por banda, chispa, desborde y verticalidad serán fundamentales. También puede ser un gran día para Marcos Llorente, que viene descansado tras no disputar apenas minutos con la Selección.

Al igual que Koke o João, el español se encuentra en un estado de forma impresionante, que lo llevó a ser llamado por Luis Enrique. Aportará ese empuje, potencia y sacrificio en banda, atacando el espacio con determinación y velocidad. Importantísimo también para la presión.

MD: El Cholo ‘confirma’ el once para recibir al Barcelona

No sorprende tanto la posible titularidad de Hermoso, que viene realizando muy buenos encuentros y turnándose en la alineación titular con Renan Lodi. Frente al Cádiz, en fase ofensiva y salida de balón se colocaba con los centrales en una línea de tres, y en fase defensiva sí se incorporaba al puesto de lateral zurdo. El español, cada vez más cómodo en el puesto, parece estar comiéndole la tostada a Lodi.

hermoso, titular en el atleti

Tras la victoria frente al Salzburg y la goleada al Cádiz, Simeone y los suyos buscarán, pese a las adversidades, continuar en esa gran dinámica y estado de forma. Como siempre, el técnico argentino tratará de llevar el partido a donde más les convenga, con la duda de si, al tener en frente al Barça, realizará un planteamiento más “conservador” de lo que viene siendo habitual.

Hace unos días el propio Luis Suárez afirmaba con ilusión que por qué no soñar con la Liga, pensando siempre en el partido a partido. Este puede ser un buen día para, primero, romper esa maldición que perdura desde septiembre de 2010. Y, segundo, dar un golpe sobre la mesa y demostrar que este Atlético va muy en serio.

Porque, como una vez dijo Simeone… cuando el corazón y la mente están unidos, todo es posible.

Joao Félix

Joao Félix salva al Atlético de un lío gordo. El conjunto de Diego Pablo Simeone, debe mejorar, sobre todo en líneas defensivas, si quiere optar a llegar lejos en Europa.

Resumen del partido (3-2)

 

Joao ‘el menino de oro’ fue determinante en el partido que disputaba la segunda jornada de la UEFA Champions League, frente al Red Bull Salzburg. El delantero luso anotó dos, de los tres goles del Atlético de Madrid, el segundo de ellos, ‘in extremis’ para dar la victoria a los chicos de Simeone.

El Atleti, pasó por todas las fases durante el encuentro, empezó ganando, luego lo empataron, a continuación, se puso por debajo del marcador, para que al final, consiguiesen empatar de nuevo y llevarse la victoria en los últimos minutos, gracias en parte, al partido de Joao Félix.

La primera la tuvo Joao Félix, que pudo marcar con un remate increíble de chilena. De haber metido esa, nadie duda que podría ser uno de los goles del año. Después, la tuvo Suárez, con un balón que se le marchó fuera por poco. A la tercera fue la vencida, un zurdazo raso de Marcos Llorente, adelantaría al Atlético en el marcador. 

Joao Félix

Chilena de Joao Félix | ElDesmarque

De nuevo, la siguiente jugada de peligro para los locales, vendría de la mano de Marcos Llorente, que pudo sentenciar el partido, falló en el uno contra uno.

A pocos minutos de finalizar la primera parte, el Red Bull Salzburg, empataría el encuentro con un gol de Dominik Szoboszlai, que hacía a los rojiblancos tener que volver a empezar de nuevo.

Con el equipo de Simeone, pensando en volver a ponerse por delante del marcador, nada más salir del túnel de vestuarios, a los dos minutos de la segunda parte, se adelantaba el equipo austriaco (1-2). Con tres toques y con velocidad, Mwepu metió un excelente pase con el exterior a Ulmer, quien regaló el tanto a Berisha.

Los colchoneros reaccionaron bien, volviendo a empatar a los cinco minutos de recibir el 1-2. Joao Félix volvía a tirar del carro anotando el empate (2-2), con asistencia de Correa, en una noche en la que el luso fue la luz que guió al equipo.

Joao Félix

Joao Félix y Correa celebrando el 2-2 | Reuters

Después, llegaron varias ocasiones para ambos equipos, hasta que finalmente, en el 85′ un córner botado por Koke, que repelía la defensa, llegaba a los pies de Thomas Lemar, que con un centrochut, conectaba con Joao Félix, para que pusiese la guinda a su noche, para tranquilidad de los atléticos, con un disparo junto al palo derecho (3-2).

El Atlético, como no, volvió a sufrir, pero nunca dejó de creer y de dar la cara en el partido. Tres puntos importantísimos que colocan al Atlético de Madrid segundo, gracias a los goles de Joao Félix y Marcos Llorente.

Contracrónica

El conjunto de Diego Pablo Simeone, debe mejorar, sobre todo en líneas defensivas, si quiere optar a llegar lejos en Europa.

El Atlético lleva varios partidos sufriendo, sobre todo, en los laterales. Tanto Renan Lodi, como Kieran Trippier, están muy lejos de la imagen que dieron la temporada pasada. Al que más se le nota, es al capitán de la selección inglesa, que lleva varios partidos sin cuajar un buen rendimiento.

Otro de los señalados del encuentro, es el mexicano, Héctor Herrera, el mediocentro estuvo algo lento a la hora de soltar el balón. Una pérdida suya costó el empate, no era la primera pérdida del mexicano. Ni la segunda.

Por lo demás, salvo la defensa, especialmente los laterales, el equipo dio la cara y compitió sin dar la espalda al resultado.

Pero, viendo el partido del Lokomotiv de Moscú (1-2) Bayern de Múnich. El Atlético debe hacer algo más si quiere llegar lejos en Europa, dado que los rusos han plantado cara al equipo bávaro (que nos metió 4). Por lo que, la salida a Moscú, con un equipo tan bien posicionado, sumado al frio, será un partido vital para clasificarnos a octavos, pero con esto no nos llega. Habrá que mejorar, hay tiempo.

Así esta la clasificación del Grupo A

GRUPO A PT PJ PG PE PP
1

6 2 2 0 0
2

3 2 1 0 1
3

1 2 0 1 1
4

1 2 0 1 1

Las claves del enigma Lemar, un jugador llamado a comerse el mundo sumido en la intrascendencia más absoluta.

Corría el verano de 2018 cuando, en pleno mundial de Rusia y en medio de la efervescencia provocada por La Decisión de Antoine Griezmann, el Atlético anunciaba a bombo y platillo el fichaje de uno de los jóvenes talentos del momento: el compatriota de Antoine, Thomas Lemar.

No fueron pocas las voces que asociaron su fichaje a una condición sine qua non para la renovación de la estrella rojiblanca. Sea como fuese, Lemar llegaba como uno de los jugadores más codiciados del fútbol mundial: Barcelona, Arsenal, Manchester United… muchos transatlánticos habían sido situados en la órbita del francés.

Gol de Lemar

TOPSHOT – Thomas Lemar celebra un gol anotado en la Fase de Clasificación para el Mundial de Rusia, frente a los Países Bajos  / AFP PHOTO / FRANCK FIFE

Los 17 goles y 27 asistencias anotados las dos últimas temporadas en el Mónaco, junto a la recomendación personal de su compañero y amigo, constituían el mejor aval de su fichaje. En el conjunto del Principado, cabe destacar, había conquistado de manera extraordinaria la Ligue One, formando una delantera de lujo con Radamel Falcao y Kylian Mbappé.

Diego Pablo Simeone y Andrea Berta veían en la incorporación del francés la posibilidad de contar con un “nuevo Arda Turan”,  un jugador de clase y calidad que pudiese otorgarle al técnico argentino otras variantes y otro aire a su estilo de juego. Tras intentarlo, sin fortuna, con nombres como el canterano Óliver Torres o el argentino Nico Gaitán, el fichaje de Lemar despertaba una gran expectación e ilusión en la parroquia colchonera.

VIDEO: Lo que hará el Atlético con los 50M de Thomas según GOL

La Supercopa de Tallín, primer (y último) gran servicio de Lemar

Tras salir campeón de la Copa del Mundo con sus compañeros Griezmann y Lucas Hernández, el primer partido oficial del francés con la camiseta del Atlético suponía todo un reto: la final de la Supercopa de Europa frente al eterno rival, el Real Madrid de Julen Lopetegui.

Simeone, lejos de guardarse y darle entrada en la segunda mitad, sacó al francés de inicio, situado en banda derecha. El resto es de sobra conocido. Thomas Lemar realizó un auténtico partidazo, resultando un quebradero de cabeza para la defensa y el centro del campo madridistas.

Lemar conduce un balón

Lemar | Getty

Fue ahí donde pudimos observar las cualidades del Lemar del Mónaco: un jugador creativo, dinámico, con buena conducción y gran visión de juego. Con una envidiable pierna zurda, capaz de conducir y manejar el balón pegado al pie, además de realizar unos potentes y colocados golpeos, y con una gran capacidad de asociación, desborde e imaginación en 3/4 de campo.

Un futbolista con una zurda de oro capaz de driblar, conducir y golpear, enviando el balón casi siempre en el lugar objetivo. Además, destacaba por su capacidad para aparecer, tejer ataques y fluir las jugadas ofensivas de su equipo, combinando, encarando y ejerciendo de nexo hasta llegar a las proximidades del área, su escenario favorito para sacar su zurda a relucir.

En el Mónaco de Jardim, partiendo como extremo izquierdo, solía meterse hacia dentro para combinar, encarar y asociarse con sus compañeros, terminando con golpeo o último pase (otra gran cualidad). Un jugador con espíritu de mediapunta, su posición ideal además de la de extremo.

Pero… ¿Qué ha pasado con ese jugador? La exhibición de Tallín dio paso a un inicio de Liga irregular, con un doblete en Getafe como partido más destacado. Poco a poco, el francés se fue apagando y sumiendo en la intrascendencia, pese a las oportunidades concedidas por Simeone y su cuerpo técnico.

Su precio, el juego del Atlético y la mentalidad del jugador, claves

Como vemos, el Lemar que llegó del Mónaco era ese perfil de futbolista que, a día de hoy, sigue sin estar en el Atlético. Es ese jugador de calidad que tanto se pide, ese “10” creativo que se intentó buscar en James -de características similares- pero que sigue sin estar presente en la plantilla (sacando a Joao Félix, que actúa como segundo punta).

Cara a cara de media hora entre Simeone y Lemar una vez cerrado el mercado

Las varias oportunidades de Simeone parecen no haber causado efecto en el rendimiento del francés. Sin embargo, y he aquí el meollo de la cuestión, ¿a qué se debe el “fracaso” de Thomas Lemar en el Atlético de Madrid? Hay tres variables que pueden ser claves en la explicación:

– El alto precio y la presión

Thomas Lemar llegó como el jugador más caro de la historia del club y con unas expectativas altísimas, más aún después de su actuación en Tallín. Esos 70 millones pudieron actuar como una losa pesada para el jugador, que llegó con solo 22 años y la presión de demostrar en el campo ese altísimo precio.

– El modelo de juego

Lemar llegaba de uno de los equipos más goleadores de Europa (el segundo más goleador, tras el Barça, en la 16/17), con un juego vertiginoso, veloz y ofensivo, junto a futbolistas de la talla de Bernardo Silva, Falcao o el propio Kylian Mbappé.

Puede que el juego del conjunto de Simeone, donde él ha partido desde banda izquierda la mayoría de las veces, no haya favorecido al francés.

Lemar reacciona

Atletico Madrid’s French midfielder Thomas Lemar reacts during the Spanish League football match between Sevilla FC and Club Atletico de Madrid at the Ramon Sanchez Pizjuan stadium (Photo by CRISTINA QUICLER/AFP via Getty Images)

El planteamiento medio consistía en salir con el equipo replegado, en bloque bajo, con una propuesta más bien reactiva, donde Lemar tenía que estar más pendiente del posicionamiento, marcaje y sentido táctico, que de tener el balón para disfrutar y tejer las jugadas de ataque.

Con el equipo plantado a tantos metros de la portería rival, en contadas ocasiones recibía el balón cerca de la zona de 3/4, donde puede dar rienda suelta a su juego, o en posiciones y situaciones ofensivas. Esto se traduce, también, en ausencia de ocasiones de gol para los delanteros, una de las carencias recientes.

– Mentalidad y fortaleza mental

Sin embargo y en mi opinión, si hay una jugada que defina a la perfección la situación de Lemar en el Atlético de Madrid, es la ocasión perdonada frente al FC Barcelona en la jornada 33 de Liga, la pasada 19/20.

Última jugada del partido, Lemar frente a Ter Stegen. Regatea al portero, se queda sólo ante la portería y… en vez de chutar, se gira, trata de dar el balón atrás y se la roban. Esto pone de manifiesto el grado de confianza y estado mental del jugador.

Lemar, sólo ante Ter Stegen

Lemar, ante Ter Stegen (Foto de LLUIS GENE/AFP via Getty Images)

Porque la situación de Thomas Lemar se explica, en gran parte, por el estado anímico y la ausencia de autoconfianza. Los minutos de juego muestran a un chico plano, apagado y con poco atrevimiento, que la mayoría de las veces se limita a controlar, girarse y pasar la pelota, sin intentar nada distinto. Esto lo lleva, en contadas ocasiones, a cometer errores con la sensación de andar como perdido y desconectado del juego.

Y cuando se juntan la presión por el precio de tu traspaso, la no adaptación al modelo de juego y, según pasa el tiempo, la pérdida de fe y seguridad en tí mismo, se produce como resultado esta situación. Un jugador llamado a marcar diferencias y con unas cualidades y condiciones brutales, anulado y sumido en la intrascendencia e inoperancia total.

Ahora, una vez cerrado el mercado de fichajes e inmersos en el parón de selecciones, la situación continúa igual. El Atlético no ha logrado dar salida al francés, por lo que seguirá siendo un activo para el ‘Cholo’ Simeone. De hecho, el día siguiente al cierre de mercado, saltaba la noticia: cara a cara de 30 minutos entre el ‘Cholo’ y Lemar en el Cerro. ¿Nueva oportunidad? Está por ver.

Parece complicado, pero Lemar posee esas características que tanto se echan en falta, ese perfil que tanto se ha buscado sin resultados. Pese a que casi toda la afición parece haberle perdido la fe, Simeone puede concederle una nueva oportunidad. Mientras tanto, el enigma continúa. Por ver está si, finalmente, da comienzo una nueva misión para salvar al soldado Lemar.

 

Suárez

Suárez, el delantero del Atlético de Madrid, dio unas declaraciones tras el partido disputado ante Chile (2-1) en el anotó.

Después de que la selección de Uruguay venciese a Chile (2-1) en el estadio Centenario de Montevideo, en el cual Suárez marco uno de los dos goles, en el primer encuentro de las clasificatorias para el Mundial de Qatar. 

El delantero charrúa se ‘abrió’, en una entrevista para la televisión Asociación Uruguaya de Fútbol, en la que habló sobre su salida del club catalán y lo que sintió en ese momento. Así como su fichaje por el club rojiblanco.

Una vez más, Suárez dio su opinión sobre las formas en las que se produjo su salida del club. “Somos grandes, llevaba seis años en Barcelona y había otras maneras de hablarme, decirme que el club tenía pensado cambiar de aires… pero no fueron buenas las formas y eso a Leo también le molestó. Él sabe lo que hemos sufrido y lo mal que lo pasamos en ese momento”.

El charrúa también quiso hablar del mensaje de apoyo de su amigo y ex compañero Leo Messi, a través de Instagram. No me sorprendió que Messi me apoyara públicamente porque lo conozco demasiado. Ya sabía el dolor que él sentía, como lo dijo y como lo dije yo. Las formas, el sentir que te están echando eso es lo que más duele”, expresó el delantero.

Suárez admitió que la semana en la que cambió el Barça por el Atlético de Madrid fue muy intensa a nivel emocional y que le llevó a romperse entre lágrimas.Esos días, jueves, viernes, sábado y domingo, hasta que no llegó la hora del debut, fueron muy complicados”.

Lloré por lo que me estaba tocando vivir. No me tomé muy bien los mensajes del club de que me buscaban una solución para cambiar de aires. Por las formas, más que nada, porque uno tiene que aceptar cuando cumple un ciclo”.

Pero el delantero, contó lo que más le dolió de su salida, fue el trato recibido después de tantos años. “Hay cosas que no se supieron, pero ir a entrenar y que te envíen aparte porque no formas parte del partidito de 11 contra 11…, concluyó el jugador uruguayo.

Entrevista completa del jugador uruguayo aquí.

¡MERCADO DE FICHAJES EN VIVO!

Acuerdo cerrado Griezmann-Atlético según Okdiario

https://www.youtube.com/watch?v=H_Q02Y2qi5I&ab_channel=FCBarcelona   Antoine Griezmann tendrá en el  Atlético de Madrid el mismo salario que tiene en el Barcelona pero prorrateado en cuatro temporadas, en vez de...

¡ULTIMOS VIDEOS!

🔴🔵#SERPodcast El Barça está dispuesto a todo para quedarse con Messi. 💰 @JoanLaportaFCB: "Todo progresa adecuadamente. Griezmann y alguno más tienen mercado"🔊 Escucha @h25deportes...