Sergio Canales; ¿el próximo jugón rojiblanco? Por @antonturan

Sergio Canales; ¿el próximo jugón rojiblanco? Por @antonturan

En la jerga futbolística, el concepto de “jugón” hace referencia a un tipo de jugador específico: un creador de juego con calidad, visión, último pase y capacidad organizadora. Un jugador diferente, capaz de mover el equipo al ritmo de su compás. En los últimos años, y como se puede observar esta temporada, el Atlético del ‘Cholo’ no viene precisamente sobrado de jugadores con esta cualidad.

La historia de Sergio Canales empezó, como todos saben, en su querido Racing de Santander, donde eclipsó a todo el fútbol español con unas cualidades sencillamente deslumbrantes para un chico de su edad. Con tan solo 18 años, el cántabro se destapó como el jugador más talentoso del Racing, echando el equipo a sus espaldas y logrando anotar, en la posición de mediapunta o interior, 6 goles y 4 asistencias en la 2009/2010.

Los equipos grandes interesados en sus servicios no se hicieron esperar: Madrid, Barça, Arsenal… entre todos ellos, la joven estrella eligió triunfar en el club blanco. Así, el verano de 2010 Sergio Canales llegaba al Real Madrid como la nueva perla blanca, firmando por seis años. Sin embargo, el joven cántabro no tendría a penas protagonismo en su primera temporada en el Bernabéu, unido al inicio de su calvario: las lesiones.

Porque, si algo temen realmente los futbolistas, sobre todo los jóvenes que están empezando a deslumbrar, son las lesiones. A partir de la siguiente campaña, donde Canales fue cedido al Valencia, comenzó el calvario particular del talentoso futbolista: lesión tras lesión, llegando a sufrir dos roturas seguidas del ligamento cruzado, la progresión de un chico que apuntaba a lo más alto del firmamento futbolístico fue interrumpida de cuajo.

Sin embargo, las continuas lesiones no le impidieron al talentoso mediocentro ofensivo dejar excelsos detalles de su calidad. Si antes definíamos el término “jugón”, Canales puede ser un perfecto ejemplo de ello. Con una zurda exquisita, el cántabro destaca principalmente por su gran visión del juego. Capaz de realizar un pase al espacio que nadie ve, un cambio de orientación que determine a favor una jugada… y sobre todo, capaz de coger la batuta para dirigir y organizar las jugadas de ataque del equipo. De manejar a su ritmo los tiempos de un partido. De decidir a lo que se juega.

Tras dejar finalmente el club ché, con un rendimiento totalmente lastrado por las lesiones, sería la Real Sociedad el club que apostaría por su calidad. En el club vasco, el cántabro comenzaría a dar los primeros pasos para reencontrarse consigo mismo, pese a sufrir (una vez más) otra desgraciada rotura de ligamento. Cinco temporadas encontrándose cada vez más cómodo que culminarían, en la 2016/2017, con 5 goles y 10 asistencias. Alguno de esos goles de una bellísima factura.

Sin embargo, la historia de Canales, cuando parecía abocada a un paso sin pena ni gloria por el fútbol español, pegó un giro radical la pasada campaña. Aquel niño cántabro que un día soñó con dejar su nombre grabado en el firmamento futbolístico, que ya se había ido reencontrando en San Sebastián, decidió renacer por completo en el Real Betis Balompié. A los 28 años, más maduro y con una historia de increíble esfuerzo personal y superación, Canales relanzó su carrera y su nivel, hasta volver a jugar con la Selección y convertirse en el director de orquesta del conjunto de Quique Setién.

Con una temporada espectacular, tomando los mandos del equipo del Villamarín y jugando a lo que el mismo Canales proponía, el cántabro recordó al mundo del fútbol por qué había sido considerado una auténtica perla. Por qué el Madrid había apostado por él con tan solo 18 años. El Betis, que había perdido ese mismo verano a Fabián, encontró en el mediapunta/interior su nuevo motor, organizador y director. Su nuevo “jugón”.

En pleno marzo y con el fútbol en suspensión debido a la crisis sanitaria, Mundo Deportivo apuntaba hace dos días a un rumor que ya viene sonando en alguna que otra ocasión: el Atlético del ‘Cholo’, atento a Canales y Fekir. No es de extrañar. La dirección deportiva encabezada por Andrea Berta y el propio técnico argentino no han ignorado las espectaculares actuaciones que viene realizando el cántabro en el Betis.

Sergio Canales, por esas cualidades técnicas de “jugón”, le puede venir de perlas al plantel del ‘Cholo’, que evidencia en numerosos encuentros esa falta de un jugador diferente, rebosante de creatividad, que es incapaz de encontrar en la zona de medios. Un perfil que únicamente se vislumbra en la figura de Joao Félix, un atacante. Canales puede dotar al ‘Cholo’ de esa figura de director de orquesta; con esa visión, creatividad y clase presentes en su pierna zurda, un guante.

Capaz de marcar los tiempos, organizar las jugadas de ataque, distribuir el balón con rapidez y encontrar soluciones diferentes. Un perfil totalmente necesario en el conjunto de Simeone, que puede que ya esté valorando la opción de colocarlo caído a una banda, más estilo Arda, o por delante del mediocentro defensivo y participando más en la base de la jugada, repartiendo y creando juego y poniendo su clase y calidad al servicio del equipo y su juego ofensivo.

Tampoco olvidemos que en el Betis viene jugando la mayoría de partidos como interior en un 4-3-3, sin esconderse para nada en tareas defensivas, todo lo contrario. Esa habilidad de conducir con la cabeza levantada observando cada detalle de lo que sucede a su alrededor, para dar un pase al espacio diferencial, un cambio de orientación que decante la balanza a favor de su equipo… esa asombrosa visión de juego, vendría como anillo al dedo a un Atlético de Madrid que busca un creador, un director de orquesta.

Ya lo saben. Canales, el niño cántabro que soñaba con llegar a la cima, ha resurgido más curtido y con más fuerza que nunca. Y puede ser el nuevo “jugón” de Simeone.

 

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta