La agonía del mercado en el Atlético y el dilema del “9”

La agonía del mercado en el Atlético y el dilema del “9”

Atlético

El mercado más desesperante.

El mercado más desesperante.

Un día más, el baile de nombres y la intriga continúan. Ya a 12 de septiembre, la entrada del Metropolitano continúa exhibiendo el cartel de “se busca 9”. Quién iba a decir que la parroquia rojiblanca tendría que vivir un mercado tan atípico. Con tanta incertidumbre.

Porque si hace ya cosa de un mes el consejero delegado del club, Miguel Ángel Gil Marín, salía a la palestra afirmando que llegarían tres o cuatro refuerzos como máximo, la cosa no se ha movido demasiado. De hecho, las únicas dos incorporaciones han sido la del portero croata Ivo Grbić y la continuidad del belga Yannick Carrasco. Un Grbić que viene a hacer las veces de Adán, quien, junto al brasileño Caio Henrique, repescado de Gremio para su posterior reventa, ha dicho adiós al club.

El siguiente en llegar -o regresar, para ser exactos- fue el belga Yannick Carrasco, que ha convencido en su tiempo como cedido desde el Dalian Yifang. Con la velocidad, el descaro y el desborde de siempre, pero mucho más curtido y experimentado tras su paso por China. Gran incorporación para Simeone, quien conoce de primera mano el potencial y las prestaciones del belga.

Carrasco en el Atlético

Porque para dejar entrar, primero deben salir. Esa es la máxima que se repite una y otra vez desde el entorno de Andrea Berta. Y es que el famoso margen salarial, unido a unos problemas económicos acentuados por la pandemia del Covid, obligan al mandamás italiano a buscar una salida para esos jugadores que no han rendido acorde a lo esperado, para poder firmar otros en su lugar.

Fichajes: Aseguran que Simeone ha llamado a estos dos futbolistas.

No obstante, a fecha de 20 de septiembre, parece cuanto menos decepcionante que no se haya producido ninguna todavía. El equipo continúa con tres laterales derechos. Continúa con Kalinić, Lemar y Costa. Por continuar continúa hasta con Saponjić (que ha marcado en el partido de entrenamiento contra el Almería).

Porque si hay tres grandes nombres que destaquen por encima del resto para salir del club, y sobre todo, para aliviar masa salarial y dejar “cash” para nuevas incorporaciones, son Arias, Lemar y Costa. Y parece que también Mario Hermoso.

El colombiano Arias, pese a haber protagonizado muy buenas actuaciones en el tramo final (a punto estuvo de comerle la tostada a Trippier en Leipzig), es el que cuenta con mejor cartel de los tres laterales diestros. Suena para el Everton. Además, permitiría liberar una ficha de extracomunitario, lo que se intuye podría desencadenar un efecto dominó que terminase con la venta de Hermoso (con la Real muy interesada) y la consolidación en el primer equipo del prometedor Nehuén Pérez.

Hermoso, en el mercado

Las ventas de Lemar y Costa ya son más complicadas. Sus altos emolumentos (destacando el hispanobrasileño) y pobre rendimiento provocan un ‘efecto rechazo’, que induce a pensar que, por el primero, sólo la figura de Jorge Mendes y sus famosos tejemanejes, o una fórmula con cesión y opción de compra, pueden derivar en su salida del club.

Por el segundo, que desde su vuelta al club hace ya tres años no ha logrado superar los 17 goles (los anotados por Morata esta temporada), ya se observa más un movimiento a una liga de menor nivel, como es la Turca, donde ha sonado con fuerza el Fenerbache.

AS: Diego Costa, sin ofertas, paraliza la llegada de un nuevo delantero.

Mientras las salidas siguen sin producirse, hay posiciones que urge reforzar. Una es la de mediocentro defensivo, tras la reconversión de Llorente a banda o segundo punta y la única presencia en el puesto de Thomas, quien, pese a estar aprendiendo el oficio, ni siquiera es un “5” puro.

Tras Allan, nuevo fichaje del Everton, ha sonado con fuerza Marc Roca. Pero su precio (15-20 millones), por extraordinario que parezca, es inasumible por el Atlético en estos momentos. Una definición perfecta del mercado rojiblanco. Otro que ha sonado en los últimos días es Lucas Torreira, del Arsenal.

Marc Roca es un fichaje "real" para el Atlético

Otra posición necesitada de refuerzo es la de lateral zurdo, donde. una vez más y tras la (inexplicable) venta de Caio Henrique al Mónaco, la plantilla sigue sin recambio. Ha sonado, y mucho, Matías Olivera, pero parece que el interés se ha enfriado en las últimas semanas del mercado.

‘Casting’ para el puesto de 9

Sin embargo, y llegando al meollo de la cuestión, si hay una posición, además de las ya mencionadas, que realmente requiera de un nuevo inquilino, es la de “9”. Es ahí donde se ha producido ese baile de nombres casi diario: Milik, Mateta, Lacazette, Chimy Ávila, Raúl de Tomás, Luís Suárez… y ¡cómo no!, un viejo conocido: Edinson Cavani.

Con el “Chimy” Ávila descartado a tenor de su nueva rotura del cruzado, esta vez en la rodilla sana, OndaMadrid señalaba que, tras truncarse el fichaje del argentino, que supuestamente ya se encontraba atado y apalabrado, volvía el interés por Cavani. Desde Italia, periodistas como Di Marzio apuntaron en los días siguientes a la presencia en Madrid del -pretencioso, si se me permite- hermano y representante del uruguayo.

El caso es que, mientras OndaMadrid daba su información, Deportes Cuatro saltaba con unas supuestas negociaciones por Luís Suárez. Esto, claro, sin olvidar el supuesto interés, apuntado por MARCA tan solo unos días antes, en Raúl de Tomás. Y, obviamente, en medio de la polémica generada por los rumores sobre la salida de Álvaro Morata, quien, pese a no dar un gran rendimiento, terminó la temporada como máximo goleador colchonero.

Esto es el mercado del Atlético hasta el momento: un baile de nombres continuo. Una pasarela donde, día tras día, salen a desfilar futuribles para la delantera. Ahora, lo último es una información de Fabricio Romano que apunta a un interés del Atlético en Suárez, siempre y cuando logre abandonar la Ciudad Condal con la carta de libertad bajo el brazo.

Luis Suárez es una posible fichaje del Atlético

En fin. Tras la lesión del Chimmy, el alejamiento de Alexander Lacazette (titular en el Arsenal y con la confianza plena de Arteta, que ha visto cómo marca dos goles en los dos primeros partidos de Premier), y con el fichaje casi cerrado de Arkadiusz Milik por la Roma, parece que todo pasará por Suárez, Cavani y Raúl de Tomás. Sin embargo, con las pretensiones del primero y el sueldo inasumible del segundo, todo pasa por una rebaja de cifras.

De Tomás, una opción interesante

Mucho ojo a la opción De Tomás. Un perfil muy diferente al que pueden tener tanto Morata como Costa, con mucha más movilidad, elegancia y eficacia cara a puerta. Una operación que  cuenta con la opción de una cesión con opción de compra u compra obligatoria para pagar el próximo año, con la que los dos equipos saldrían beneficiados.

Simeone firmaría un gran jugador y el Espanyol podría recuperar gran parte del dinero que gastó en él durante el pasado mercado de invierno y se desprendería de la ficha más elevada de su plantilla. En el panorama actual y comparando el salario del madrileño con los otros delanteros pretendidos -y con los de la actual plantilla-, parece la opción más pragmática.

Sea como sea, nada de esto ocurrirá si, de una vez por todas, Andrea Berta no se pone el mono de trabajo para conseguir dar salida a los descartes. Para dejar entrar, primero deben salir. Enfilando la recta final de septiembre, parece que ya es momento para salir. Mientras, el baile de nombres y la desesperación siguen al orden del día.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta