Edinson Cavani y la teoría del eterno retorno; por @antonturan

Edinson Cavani y la teoría del eterno retorno; por @antonturan

Decía un famoso filósofo llamado Nietzsche, allá por el siglo XIX, que el tiempo es circular, un ciclo que se repite exactamente igual, durante toda la eternidad. Que todo lo que vivimos; todas las acciones pasadas y futuras, así como nuestros pensamientos e intuiciones, se repetirán por la eternidad. Dos siglos después, el Atlético de Madrid y el delantero uruguayo Edinson Cavani parecen empeñados en demostrarlo.

Una vez más, el club colchonero ha colgado el cartel de “se busca 9” y ha comenzado a rastrear el mercado en busca de opciones para reforzar al equipo. Ante la lesión de Costa (que no estaba cuajando un gran año, ni mucho menos) y ahora también la de Poveda, el chico del filial que estaba entrando en la dinámica del primer equipo y ya había logrado debutar, parece claro que no se puede continuar con Morata como única referencia. Al menos, si se quiere aspirar a algo de verdad.

Así, cumpliendo con la teoría de Nietzsche, el nombre de Edinson Cavani regresa y suena de nuevo. Junto a nombres como Werner, Belotti o Piatek, resurge una vez más la eterna promesa de (casi) cada mercado: primero, cuando el uruguayo estuvo en el Nápoles para después ser fichado por el PSG. Después, una vez ya en París, cuando sonaba, verano sí verano también, como recambio de jugadores como Diego Costa, Mandzukiç, Jackson o Griezmann. El aprecio mutuo entre Atlético y Cavani es de sobra conocido, y el deseo de uno y de otro por juntar sus caminos, también.

El delantero uruguayo, por su perfil, encajaría a la perfección con el propotipo de “9 del Cholo”: potente, aguerrido y letal, con un instinto de gol innato, propio de los grandes “killers”; también formidable en el juego aéreo, sin escatimar esfuerzos a la hora de defender y con mucha presencia y liderazgo sobre el césped. Además, pese a su físico imponente, sorprende por su habilidad y lectura de juego, cualidades que le permiten adaptarse a otros puestos de ataque, como lo ha demostrado sacrificadamente en el PSG cuando le ha tocado jugar en banda; o más de una vez en la selección jugando por detrás de Suárez.

cavani más cerca que nunca

Es un secreto a voces que Cavani va a dejar de ser jugador del PSG, que no le ha ofrecido la renovación. Esta temporada no está contando con mucho protagonismo, sobre todo, porque Icardi, cedido por el Inter con opción de compra, le ha arrebatado la titularidad. Pero también por una lesión en la cadera que le estuvo lastrando y lo apartó de los terrenos de juego hasta hace dos partidos. Hasta el momento, su bagaje en el PSG es de 194 goles goles en 280 encuentros. La temporada pasada acabó con 23 goles en 33 partidos.

Esta vez, hay un factor que puede resultar clave para que el Atlético de Madrid pueda cerrar de una vez su fichaje: el “matador” termina contrato en junio. Dado que fuentes de su entorno han asegurado a diversos medios que Edinson está “como loco por jugar en el Atlético”, el acuerdo con el jugador sería sencillo. Lo difícil será, a causa de ese tantas veces repetido límite salarial, cuadrar las cuentas con alguna salida (Lemar, Costa, Vrsaljko, Correa…) para que el saldo siga en positivo. Eso, claro está, además de las siempre duras negociaciones con Nasser Al-Khelaïfi, aunque dada la situación del delantero en los planes de Tuchel y la ya próxima finalización contractual, tampoco parece un gran impedimento.

Diego Forlán, una de las voces autorizadas en cuanto a Atlético de Madrid y a Cavani se refiere, declaraba hace unas semanas: “Edi es uno de los mejores delanteros que hay hoy en día en el fútbol mundial. Ya sea en el Atleti o en otro equipo, encajaría porque es un delantero con mucho gol, muy aguerrido, con un gran físico y tiene varios años por jugar a un grandísimo nivel. Sería espectacular para el club, sin lugar a dudas”.

Quién sabe si el Metropolitano será testigo, dos siglos después, de cómo se rompe la teoría de Nietzsche. Porque, al fin y al cabo, Edison es sinónimo de gol y también de “cholismo”. Y los jugadores con ese ADN, deben jugar en el Atlético. Deben ser bienvenidos siempre.

 

 

1 Comentario

Dejar una respuesta