Darío; un día más es un día menos. Por @antonturan

Darío; un día más es un día menos. Por @antonturan

Día duro. Hoy al mediodía, se confirmaba la peor noticia posible acerca del futuro de Darío Poveda: rotura del ligamento, baja indefinida y adiós a la temporada. Una de esas ocasiones, como ya ocurriera meses atrás con Borja Garcés, en las que la vida golpea muy fuerte y, sobre todo, cuando menos te lo esperas.

Porque si esta temporada hay un hombre de moda en cuanto al Atlético de Madrid se refiere, se trata Darío Poveda. El joven delantero alicantino, que aterrizaba en Madrid hace dos veranos procedente de la cantera del Villarreal, había logrado hasta el momento romper todos los registros a base de esfuerzo, sacrificio y mucho, mucho gol.

Delantero potente, rápido, fuerte por arriba, con desmarque y calidad… un nueve completísimo que a base de trabajo y goles se había ganado a todos los que podían disfrutar de él domingo tras domingo en el Cerro del Espino, pero también, al resto de la afición colchonera. Los 10 goles en 10 partidos lo demuestran: el alicantino estaba a un nivel altísimo, demostrando partido tras partido que pertenece a una categoría superior.

Estos números le valieron para, una vez confirmada la seria lesión de Diego Costa, frecuentar los entrenamientos del primer equipo y ser elogiado en rueda de prensa por Simeone. El argentino declaraba que iba a “echar mano” de él, y así fue: el 23 de noviembre Darío lograba el debut oficial con el primer equipo en Granada. Y a punto estuvo de cantar gol y darle la victoria; una oportuna patada del defensor granadino cuando iba a rematar a gol, y un no tan oportuno VAR que inexplicablemente no señalaba la pena máxima, lo impidieron.

Lo que no impidieron fue que todos los aficionados colchoneros que todavía no lo habían visto, conocieran de primera mano quién era Darío Poveda: el “hombre gol” de moda en la 2ºB. El hombre que con esfuerzo, sacrificio, y un descomunal talento y instinto de gol, había roto hasta ahora los registros, anotando los ya mencionados 10 tantos en 10 partidos. El hombre que había sido escogido por el “Cholo” para ayudar a los mayores.

Pero Darío no está solo. Todos los compañeros, miembros del cuerpo técnico y staff vienen mostrando su apoyo a lo largo del día, junto a todos los aficionados que ven como, desgraciadamente, la vida puede llegar a ser muy injusta con las personas, y más aún, con personas que son ejemplo de trabajo y esfuerzo. Sin embargo, todos somos conscientes de una cosa: un día más, es un día menos. Un día menos para volver a ver esa gran sonrisa de gol. Ánimo, Darío. Estamos contigo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta