Julen Lopetegui: Crónica de un despido

Julen Lopetegui: Crónica de un despido

El ya ex-seleccionador nacional y nuevo técnico del Real Madrid es destituido a dos días del debut de España en el Mundial, tras la decisión de Luis Rubiales. Fernando Hierro ocupará su puesto.

El nuevo entrenador del Real Madrid pasa sus últimas horas en Rusia.

Julen Lopetegui: Crónica de un despido 1
El nuevo entrenador del Real Madrid pasa sus últimas horas en Rusia.

Alrededor de las 17.00 horas de ayer saltaba la noticia. Julen Lopetegui ficharía por el Madrid una vez finalizado el Mundial de Rusia. Las reacciones no se hicieron esperar. La Federación Española de Fútbol se veía obligada a emitir un comunicado  exprés en el que corroboraba dicha información. Inmediatamente después, el presidente de la entidad nacional, Luis Rubiales, ponía rumbo a la concentración de “La Roja” en Krasnodar.

La aparición del máximo mandatario en el aeropuesto ruso, daba a entender lo grave de la situación. Su semblante serio denotaba malestar, enfado, confusión, cansancio… “Ya hablamos mañana”, se limitó a contestar a la marea de periodistas que le esperaban. Una frase lapidaria. Tras esto, una noche larga para Luis Rubiales en la que, seguro, asaltaban dudas: ¿Mantener a Lopetegui con una plantilla enrarecida por la noticia? ¿Destituirle y buscar sustituto a dos días del Mundial? Las informaciones eran confusas, pero todas apuntaban en una misma dirección. Julen tenía todas las papeletas para dejar de ser el seleccionador nacional.

El detonante.

Hace escasas semanas, Zinedine Zidane anunciaba por sorpresa que dejaba el banquillo del Real Madrid. El técnico francés dejaba al conjunto merengue en una situación difícil, en la que la que el presidente, Florentino Pérez, debía buscar un sustituto cuanto antes. Pochettino, Klopp, Löw… Se ponían varios nombres sobre la mesa. Algunos atrevidos sacaron un nombre que, hasta ayer, parecía una posibilidad muy remota: Julen Lopetegui.

Al tanto de este movimiento estaban, según El Partidazo de Cope: Florentino Pérez, José Ángel Sánchez, mano derecha del presidente del club, Julen Lopetegui, el agente de Julen, y algunos jugadores del vestuario madridista. En todo momento, el Real Madrid y el entrenador vasco habrían actuado a espaldas de la Federación.

En esta situación, el Real Madrid, según ha indicado el propio Luis Rubiales, le comunica a éste último que, en apenas 5 minutos, el conjunto blanco, emitiría en el día de ayer un comunicado informando del acuerdo entre el club blanco y el míster de España. Este hecho, no sienta bien entre las altas esferas de la Federación, por varios motivos:

  1.  Hacer el anuncio dos días antes del inicio del Mundial.
  2. Llevar todas las gestiones a espaldas de la Federación.
  3. El nulo tiempo de reacción. 5 minutos para asimilar y tratar de frenar la noticia no son suficientes.

La decisión.

El presidente de la Federación convoca, para hoy a las 11.30 de la mañana una rueda de prensa, en principio, junto a Julen Lopetegui. Todo el país pendiente de esta cita. Muchas dudas. Minutos antes, varios medios informan de que algunos jugadores habrían amenazado con rebelarse si Julen es cesado. Otros, aseguran que Lopetegui se quedará tras la presión de los capitanes de la plantilla. Confusión, nervios… Lo único que parece seguro es que tiene encuentro una reunión entre el propio entrenador, Rubiales y los capitanes.

Esta comparecencia se demora una hora y media. Finalmente, aparece Luis Rubiales sin el técnico. “Hemos decidido prescindir de los servicios de Julen Lopetegui como técnico de la Selección Española de fútbol”. La decisión del presidente es fulminante e irrevocable. El entrenador vasco deja de ser, en ese instante, el entrenador del combinado nacional. La Roja se queda sin entrenador a dos días del Mundial. Esta decisión apela a los motivos previamente expuestos. “No son las formas”, apunta Rubiales. Ante esta situación, el ya míster madridista decide no hacer declaraciones en Rusia. Abandonará la concentración y declarará lo oportuno en su llegada a España.

En esta situación, lo deportivo ha pasado totalmente a un segundo plano pero… ¿Qué pasa con el Mundial? Los jugadores están, previsiblemente, abrumados con este aluvión de acontecimientos. A menos de dos días para el debut ante Portugal, el combinado nacional no debe si no centrarse en lo estrictamente deportivo. Es ahora cuando los pesos pesados deben tirar de un vestuario conmocionado. Se exigen nombres como Ramos, Piqué, Iniesta… Los veteranos de la época dorada de “La Roja”. A esto se le suma la llegada del ya confirmado Fernando Hierro, que se hará cargo de esta plantilla en shock.

Los culpables.

En esta situación, el aficionado español de a pie ha perdido la ilusión. La esperanza de una segunda estrella sobre el escudo nacional, está casi evaporada. Palabras como “ridículo”, “decepción”, “fracaso”, están en boca de todos. La Selección Española está en boca de todos los medios deportivos alrededor del globo, y no precisamente por buenos motivos. Pero, ¿quién tiene la culpa en todo este asunto?

No somos pocos los que pensamos que las cosas se podrían haber hecho de otra manera por parte de las dos partes implicadas directamente: El Real Madrid y Julen Lopetegui.

El entrenador.

El ya ex-seleccionador no ha tenido lo suficiente para aplazar el diálogo con el Real Madrid. Para él, ha primado un proyecto deportivo de futuro, anteponiéndolo a un reto en el que todos los españoles estamos embarcados bajo un mismo color: El Mundial de Rusia 2018. Debe ser difícil decir que no a una oferta del 13 veces campeón de Europa, claro está…

Querido Julen, has superpuesto tu interés personal a los intereses de un país. Pasarás sin pena ni gloria por la lista de seleccionadores nacionales. Lo tenías todo para triunfar, y no pudiste esperar un mes. Sólo tenías que fijarte en el olimpo de técnicos. Vicente del Bosque y Luis Aragonés… Algunos de ellos ni siquiera ganaron un título. Un mes Julen. Lo has tirado todo por la borda por un mes.

El club.

Por otro lado, la segunda parte implicada, el Real Madrid. Queridos vecinos, ¿tanto costaba esperar a después del Mundial para hacer el anuncio? De todos modos, el míster no podría haberse incorporado a la disciplina blanca hasta acabar el Mundial. ¿Qué sentido tiene hacer el anuncio ahora? Exacto, ninguno. El Real Madrid y los intereses privados de Florentino Pérez han hecho saltar por los aires las ilusiones de “La Roja”. ¿Dónde están ahora los que señalaban a Piqué como desestabilizador? ¿Dónde quedan aquellos titulares de “Luis vete ya”? Escondidos bajo la sombra de la ambición. Una ambición privada que parece que prima sobre la ilusión de un país. La ilusión que con tanto esfuerzo levantaron Don Luis Aragonés (QEPD) y Don Vicente del Bosque, ahora es un caos. Una nube de humo negro donde nadie sabe qué dirección tomar.

La solución.

Todo este asunto ha desviado la atención de los verdaderos protagonistas: los jugadores. En ellos recae ahora la esperanza de un país. En sus botas. A pesar del pesimismo, ahora creemos en la magia de Iniesta, el toque de Isco, la garra de Ramos y Piqué, las manos de De Gea, la cabeza de Koke, el olfato de Costa. Sólo ellos pueden desatascar esta situación. Al mando, un Fernando Hierro que tiene tablas en los banquillos y que conoce bien el grupo y la entidad. A pesar de todo este embrollo, España viene de casi dos años invicta entre partidos oficiales y amistosos. Contamos con ellos, con los héroes de Viena y Johannesburgo, con la nueva generación de oro y con los veteranos. Creemos en vosotros. Que nada os distraiga de vuestro rumbo fijo. La copa del Mundo. ¡VAMOS ESPAÑA!

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta